Con niños en Asturias: osos, bisontes, cuevas paleolíticas y bicicletas

Espcapada a Asturias: senda del osoSi lo tuyo son los grandes retos deportivos sobre dos ruedas, deja de leer. Esta escapada no es para ti. Si por el contrario el plan que buscas incluye pasarlo en grande con toda la familia en bici, la opción que te proponemos hoy sin duda cumplirá todas tus expectativas. Hemos pensado en una opción especial para pequeños aventureros.

Nos desplazamos a Asturias, a la zona centro-sur del Principado. La riqueza natural del entorno le ha valido la declaración de Parque Natural (el de Las Ubiñas-La Mesa) y las opciones para senderistas y cicloturistas son inmensamente ricas.

En esta ocasión la ruta que hemos elegido tiene dos componentes principales:

  • Se puede realizar en bicicleta con niños por su baja dificultad.
  • En su recorrido encontramos un cercado osero en el que viven Paca y Tola, dos ejemplares de auténtico Oso Pardo Cantábrico.

No es difícil imaginar por qué a los más pequeños les encanta esta actividad.

Escapada senda del oso en Asturias

La senda transcurre muy cerca del río Trubia, por una senda asfaltada en la que también encontramos varios túneles oscuros… perfectos para aumentar la sensación de aventura.

De osos a bisontes y cuevas prehistóricas

La ruta os llevará su tiempo, sobre todo porque querréis parar a contemplar el río y comer tranquilamente en las orillas o bajo alguno de los puentes. Así que os recomendamos hacer noche antes de la siguiente actividad: sumergirnos en la prehistoria.

A escasos kilómetros de la Senda del Oso se encuentra el Parque de la Prehistoria de Teverga, un amplio recinto en el que se han recreado algunas de las cuevas con muestras de arte del Paleolítico Superior más importantes de Europa. Hasta el frío de las cavernas se ha recreado en el parque (lo notaréis enseguida).

Para poner el broche final, en el mismo parque se pueden ver desde marzo dos ejemplares de bisonte europeo y una pareja de caballos Przewalski, de origen prehistórico.

Un pequeño apunte: Si después de la visita a los osos, de los bisontes, los caballos Przewalski y del viaje a las cavernas a los niños les quedan ganas de aventuras, les encantará la visita a la Colegiata Románica de San Pedro de Teverga. ¿Niños encantados por el Románico?
Más bien por la presencia de una momia en la iglesia ¡Se sentirán como Tadeo Jones!

Fuentes de referencia:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *