El Camino Primitivo: ¿cómo recorrer de Oviedo a Lugo en 9 días? (Parte I)

camino de santiagoSe cuenta que Alfonso II, el Casto, fue el primer peregrino de la historia. Allá por el siglo IX llegó a sus oídos que los restos del Apóstol Santiago habían aparecido en Galicia y emprendió el camino desde  Oviedo. Habían surgido el primer peregrino, y el Camino Primitivo.

Desde esos tiempos hasta ahora muchos hemos sido los caminantes que, por motivos religiosos o no, hemos seguido sus pasos. En este artículo y en el próximo os hablaremos del Camino Primitivo, el primero, el original y uno de los más bonitos. En concreto caminaremos desde Oviedo hasta la provincia de Lugo, la llegada a Santiago la dejaremos para la segunda parte de esta entrada.

Nueve días por delante. Día 1: Oviedo

catedral de san salvador de oviedoEmpezamos el recorrido en Oviedo. Según el dicho “quien va a Santiago y no al Salvador, visita al criado pero no a su Señor” y deberíamos hacer caso a la sabiduría popular porque la catedral gótica de Oviedo, dedicada al Salvador, alberga numerosas reliquias que merece la pena ver.

Día 2: de Oviedo a Sama de Grado

Inmediatamente después de abandonar Oviedo, empezamos a ver prados verdes y este color ya no nos abandonará durante el resto del recorrido. En esta primera etapa llegaremos a Premoñu o Preñaflor  y, como estamos ávidos de naturaleza y solo tenemos nueve días, nos “saltaremos” los grandes tramos de carretera y haremos los desplazamientos asfaltados en taxi. Así pues, una vez en Premoñu nos trasladaremos a Sama de Grado para pasar la noche.

Día 3: de Sama de Grado a La Espina

Nos desplazamos a la localidad de La Espina. El objetivo de hoy es llegar a Tineo así que tenemos unos 12 kilómetros de camino por delante, un tramo tranquilito y liviano para ir calentando motores. En la villa de Tineo tendrás bastantes monumentos para visitar, pero lo que te gustará más, sin duda, son sus habitantes, que siempre están dispuestos a echarte una mano y a atenderte.

Camino de SantiagoFoto: S-Cape Travel España.

Día 4: de La Espina a Pola de Allande

En el cuarto día del Camino recorreremos unos 14 kilómetros. Los prados dan paso a bosques frondosos entre los que encontramos el Monasterio de Obona, un edificio que, a pesar de su antigüedad continúa inacabado. Este lugar era el elegido por muchos eruditos para su retiro y no es de extrañar porque la paz es la reina. Nuestra etapa finaliza en Campiello y de ahí te recomendamos viajar en coche a la localidad Pola de Allande.

Día 5: de Pola de Allande a Berducedo

Desde Allande a Berducedo. Es el tramo más largo del viaje (24 km), pero las vistas desde el Puerto de Palo harán que olvides el cansancio. Las majestuosas montañas, su silueta sobre el cielo, todo un paisaje, en definitiva, que nos llena de la belleza del oriente asturiano.

Camino de Santiago a su paso por Pola de AllandeFoto: S-Cape Travel España.

Día 6: de Berducedo a Grandas de Salime

El día de hoy estará dominado por el embalse que te encontrarás en el camino desde Berducedo  hacia Grandas de Salime. Es el primero de los tres que existen a lo largo del río Navia en su recorrido hacia el mar. La presa se ha convertido en un mirador de excepción. Una curiosidad: si te fijas, en la parte derecha  desde la presa verás una enorme imagen de una virgen sobre el empinado barranco. Justo junto al embalse, con una terraza sobre las aguas hay un restaurante en el que podrás disfrutar de la buena mesa asturiana.

 Día 7: de Grandas de Salime a O Cadavo

Llega el momento de entrar en Galicia. Desde Grandas lo mejor es ir en coche hasta Fonsagrada (Lugo) porque gran parte del Camino está asfaltado. Una vez en Fonsagrada comienza la exploración de las aldeas gallegas. La tradición agrícola y ganadera está presente todavía hoy por todas partes, con campos cultivados y pastos extensos y será la nota dominante hasta que llegues a O Cadavo, fin del recorrido diario.

Muralla romana de Lugo

Día 8: de O Cadavo a Lugo

Llega el último día de Camino con 20 km que te llevarán de O Cadavo a Lugo. Te darás cuenta de que esto cada vez tiene menos que ver con Asturias y más con Galicia. La pista te la darán los Pazos que verás en el trayecto, grandes mansiones típicas de la arquitectura gallega y los hórreos gallegos, más alargados que los que encontrabas en Asturias. Una vez en Lugo, antes de irte a dormir, no te puedes perder el paseo por la muralla de la ciudad. Construida por los romanos, su estado de conservación y sus 2.266 metros de longitud le valieron ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2.000.

Día 9: Lugo

Lamentablemente este recorrido llegó a su fin, es  el momento de regresar a casa. Si te has quedado con ganas de más estate muy atento al post de la próxima semana, en él llegaremos a Santiago de Compostela.

 

Fuentes de referencia

S-cape Travel España, “El Camino Primitivo, de Oviedo a Lugo”
Organismo de Turismo de Lugo
Xacobeo.es

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *