Islas Frisias holandesas: cómo caminar sobre el mar, navegar entre bancos de arena y rodar en bici, a tu aire

Si unimos las palabras Holanda y bicicleta ¿qué imagen te viene a la cabeza? Muy probablemente la respuesta sea Ámsterdam. Añádele alguna más: islas, mar y patrimonio natural ¿sigues pensando en la capital de los Países Bajos? Seguramente la imagen haya cambiado, a lo mejor ni siquiera encuentras una en tu memoria, pero no importa porque hoy te descubriremos las Islas Frisias holandesas.

Texel, Terschelling, Ameland, Vieland y Schiermonnikoog son las cinco Islas Frisias holandesas o Wadden eilanden (su nombre en neerlandés). Si nunca has probado a realizar un viaje autoguiado, este destino es perfecto para iniciarte, en él se combinan la tranquilidad, la naturaleza y grandes posibilidades de exploración. El Mar de Wadden, que baña las islas, es el humedal costero más grande de Europa y toda la zona fue declarada Patrimonio Natural por la UNESCO en 2009.

Si los Países bajos han vivido pendientes del mar, esta zona norteña lo ha hecho más si cabe. Las mareas hacen que diariamente la costa se transforme y se abran o cierren posibilidades en tu recorrido. Los barcos tienen que esperar a la pleamar para poder atravesar el Mar de Wadden ya que está repleto de bancos de arena. Así que no lleves un plan cerrado, y contempla la realización de un viaje autoguiado por este país para decidir qué hacer en cada momento una vez que estés en las islas.

Y, mientras los capitanes esperan a que suba la marea para poder zarpar, los caminantes esperan a que baje para practicar el Wadlopen (caminar sobre el barro en holandés). Las marismas están plagadas de zanjas y barrancos y la lucha por caminar sobre ellas es una de las atracciones más solicitadas por los viajeros.

Pero empecemos por el principio: llegar a las islas. El transporte en barco en los Países Bajos es algo habitual, lo que no es extraño teniendo en cuenta su geografía. Existen ferrys que llegan a las distintas Islas Frisias. Una opción más interesante es embarcar en un clipper, un tipo  de barco tradicional holandés que llego a utilizarse para el transporte de opio. De este modo los trayectos desde el continente y entre islas se convertirán en parte especial del viaje. Una vez en tierra, la bici será tu mejor aliada para moverte libremente y a tu ritmo.

¿Qué hacer en las Islas Frisias holandesas?

Texel

Texel es la isla más extensa y poblada de las cinco. Cuenta con 30 km de longitud en los que destacan las hermosas playas. Una curiosidad de esta isla es que en ella se crían miles de ovejas. La especialidad culinaria, en consecuencia, es el cordero. Su carne tiene una característica curiosa: está más salada porque los animales pastan en campos salados.

Terschelling

Aquí se encuentra el faro más antiguo de toda Holanda, el Brandaris, que se construyó en 1594 y está abierto a las visitas. También es el lugar perfecto para disfrutar de la arquitectura y los oficios tradicionales, así como saborear quesos y helados caseros.

Ameland

Es conocida como el diamante de las Wadden. Este sobrenombre ya nos da una idea sobre la variedad natural y los paisajes que alberga la isla. La historia del lugar está ligada a la pesca de ballenas y es el paraje ideal para avistar focas.

Vlieland

Paz, playa y naturaleza, esta pequeña isla es un auténtico oasis. Se trata de la más alejada del continente de las cinco islas. Si algo destaca en ella es Vuurboetsduin y no es sorprendente porque es una duna de cuarenta metros de alto que, por si pudiese pasar inadvertida, tiene un faro rojo en su cima.

Schiermonnikoog

La más pequeña de todas las islas habitadas, solo tiene 4km de ancho y 16km de largo. Aquí no hay calles abarrotadas, olvídate del tumulto porque solamente hay un pueblo, que comparte su nombre. Que no te engañe su tamaño, dispones de alrededor de 30km de carriles para moverte con la bici.

Visitar las Islas Frisias transforma irreversiblemente la imagen que tenemos de lo que supone un viaje a Holanda. La tranquilidad, los riquísimos espacios naturales, la belleza de su mar y la variedad de su flora y fauna impresionan al visitante que graba para siempre en su memoria una respuesta a la pregunta del principio de este post ¿Qué te viene a la cabeza si unimos Holanda, bicicleta, islas, mar y patrimonio natural? Las Islas Frisias holandesas.

Y, ¿qué mejor manera de disfrutarlas que con la independencia que proporciona la realización de un viaje autoguiado?

Referencias

3viajes.com (2013) Sólo en Frisia: Wadlopen, un plan muy original
Arroyo Ruiz-Zorrilla, Ricardo (2013) Los clippers del opio
S-cape Travel España. “En bicicleta por las islas holandesas”or las Islas Holandesas

Turismo de Holanda Portal oficial de turismo de Holanda

1 thought on “Islas Frisias holandesas: cómo caminar sobre el mar, navegar entre bancos de arena y rodar en bici, a tu aire

  1. Pingback: Viajar a tu aire: sácale partido a la naturaleza | el viajero independiente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

please type these symbols *