Una semana en bici por el Baix Empordà

Baix Empordà en bicicleta

Para los que no lo conocéis  el Baix Empordà (Bajo Ampurdán) es una zona increíble de Gerona caracterizada por sus pueblos medievales, arrozales, girasoles, las preciosas playas de la Costa Brava y una red de rutas de ciclismo y senderismo de gran calidad y por supuesto ¡su gente y gastronomía! Nosotros llevamos nuestras propias bicis, pero también se pueden reservar a través de S-Cape y os las entregan en el hotel.

En este pequeño relato os queremos contar un poco sobre las rutas que hicimos cada día.

Ésta era nuestra primera vez en una actividad de este tipo, por lo que la sensación de miedo a lo desconocido se apoderó de nosotros en cierta medida. Miedo que, por cierto, ¡desapareció al segundo día cuando estábamos en plena ruta!

Ruta circular desde Corçà

Ruta por Corcà

Primer día de ruta desde Corçà: unos 30 placenteros kilómetros a través de la Gerona más rural. El desnivel de la ruta era de unos 300 metros, así que pudimos completarla sin grandes problemas.  Por el camino nos esperaban parajes únicos: Casavells, La Bisbal d’Empordà, Cruilles, Monells, Madremanya, la Pera y Púbol, donde grupos de interesados esperaban a la entrada de la Casa-Museo Castillo Gala Gaudí.  Todo esto por carreteras rurales con escaso tráfico que hacían que ganáramos confianza con la bici kilómetro tras kilómetro.

Desde Corçà a Peratallada

Peratallada en bicicleta

La ruta hasta Peratallada era más corta que la del día anterior y se desarrollaba por bosques frondosos, carreteras rurales de nuevo y algunas pistas de gravilla perfectamente transitables en bici. Estábamos ansiosos por descubrir la belleza de Peratallada, de la que tanto habíamos escuchado hablar.  Rupià, Ultramort, Sant Iscle d’Empordà, la impresionante Ullastret con su gran muralla, Palau-Sator y por último, Peratallada nos esperaban para ese día. De nuevo, una ruta muy llevadera con escaso desnivel.

La tarde, como podréis imaginar, la destinamos a explorar cada rincón de este grandioso pueblo medieval, donde es imposible evitar trasladarse en el tiempo. Debido a su afluencia turística, tiene gran variedad de restaurantes para cenar por la noche.

Ruta circular desde Peratallada por Basses d’en Coll

Ruta en bicicleta por el bajo Ampurdán

Este día fuimos a conocer los famosos arrozales de la zona, con una gran extensión y rodeados por una red de caminos para andar en bici o realizar senderismo.  Desde Peratallada, partimos de nuevo hacia Palau-Sator y desde ahí recorrimos pueblos como Pals, con su encantador centro, Gualta o Fontanilles, entre otros. Estuvimos muy cerquita de la costa, pero preferimos reservar nuestras ganas intensas de playa para el día siguiente. 30 kilómetros de ruta con escasas subidas y descritas con una precisión que nunca hubiéramos pensado que fuera posible.

Circular desde Peratallada por Calella de Palafrugell

Baix_emporda_bicicleta_S-Cape

Para nosotros este fue el día D. Y es que no es por quitarle mérito a lo demás, pero este día Calella de Palafrugell ¡nos esperaba! La ruta, como iba siendo habitual, muy tranquila, aunque sí un poco más larga. De nuevo carreteras rurales, pistas y por el medio, Pals de nuevo, Palafrugell, las impresionantes playas de Llafranc y Calella de Palafrugell y a la vuelta Sant Feliu de Boada. Como os podéis imaginar, este día lo alargamos hasta el atardecer, tras pegarnos un gran chapuzón en la playa de Calella de Palafrugell.

Peratallada – Sant Pere Pescador

Bicicletas_playa_S-Cape

Dejamos atrás el Baix Empordá y nos movemos hacia el Alt empordà. La ruta comenzaba atravesando un bosque cerca de Peratallada, bastante refrescante en días de calor. Luego el pueblo Íbero de Ullastret se aparecía en nuestra vista dominando el paisaje. Más tarde en el camino llegamos a Gualta y Torroella de Montgri y seguimos hacia las Ruinas de Empuries, al pie de la playa y merecedoras de una visita. L’Armentera fue el último alto en el camino antes de llegar  a nuestro nuevo destino: Sant Pere Pescador.  Por la tarde nos escapamos a las extensas playas de la zona, a escasos metros del pueblo.

Ruta circular desde Sant Pere Pescador

Parque_natural_Aiguamolls_S-Cape

Un día intenso, cuanto más. Este día aguardaban Figueres, con su Museo-Teatro Dalí, Castello d’Empuries con su impresionante catedral y por último, el Parque Natural de Aiguamolls, que aunque no se pueda transitar en bicicleta (nosotros la llevamos de ramal) merece la pena visitar por belleza y gran variedad de aves acuáticas. El destino final era de nuevo Sant Pere Pescador, donde pasamos nuestra última noche antes de partir de nuevo a casa pero, eso sí, ¡con un buen sabor de boca!

Fuentes de referencia:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *