La bicicleta: turismo a dos ruedas

20130515-Portada-cicloturismo

Decía el escritor Conan Doyle (creador del personaje Sherlock Holmes) que la bicicleta es el mejor método de evasión para escapar de la rutina y desconectar de los problemas diarios. “[…] Un paseo por la carretera, sin pensar en nada”… Se refería Doyle a la ciudad. Pero si a esta fórmula le unimos un entorno natural, el resultado es una mejora de nuestro bienestar y el conocimiento de enclaves únicos. Esta forma de evasión tiene nombre. Se llama cicloturismo.

En realidad, el turismo en bicicleta permite descubrir el entorno de una forma diferente y a nuestro ritmo. Podemos visitar monumentos escondidos o paisajes naturales de los que no podríamos disfrutar en otro medio de transporte. Además, la agilidad que ofrecen las dos ruedas nos permiten parar en un restaurante tradicional en el que descubrir la gastronomía, la cultura y a la gente autóctona.

A estas ventajas hay que unirles algunos beneficios más. ¿Quieres conocerlos?

Buena para la salud y el medio ambiente

Beneficios de la bicicleta

El cicloturismo es una forma de viajar respetando el medio ambiente. Un coche emite a la atmósfera una media de 17 kilos de CO2 cada 100 kilómetros. La bicicleta, sin embargo, no tiene ningún efecto perjudicial para la naturaleza.

Cualquier persona puede pasar sus vacaciones en bici.  No es necesario ser un ciclista profesional, ya que existen rutas por terrenos con niveles de dificultad de todo tipo: desde zonas llanas y fáciles, hasta lugares un poco más escarpados.

Y si nos preocupa nuestra forma física, pedalear durante las vacaciones es la mejor forma de no notar los abusos que hacemos en las comidas en este tiempo de descanso.  Un estudio realizado por el Centro de Salud de la Universidad Alemana del Deporte asegura que nuestro cuerpo nota los beneficios de montar en bicicleta al poco tiempo de sentarnos en el sillín. Con 10 minutos diarios notaremos una mejoría en las articulaciones. Con media hora tendremos mejoras a nivel cardiovascular y con 50 minutos aceleraremos el metabolismo, lo que nos servirá para perder peso, entre otras cosas.

¿Qué destino elegir?

Un buen lugar para viajar en bicicleta son los Países Bajos, ya que su orografía es prácticamente llana. El 50% de los habitantes de Ámsterdam, su capital, la utilizan habitualmente como medio de transporte. En la ciudad hay más de 700.000 bicicletas, lo que hace una media de casi una bici por habitante. Hay numerosas rutas para conocer parte del país a dos ruedas. Desde el delta del Rin hasta la provincia plana de Frisia. Podrás elegir entre pedalear junto a los tranquilos canales holandeses o escuchando el romper de las olas por la Costa de Wadden.

Fuentes de referencia

 

One thought on “La bicicleta: turismo a dos ruedas

  1. Pingback: Cinco propuestas para pasar un verano único | el viajero independiente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *