Asturias en bici ¡solos o con toda la familia!

Viaje a Asturias en bici

Asturias es uno de los destinos más populares del norte de España ¿qué mejor que recorrerla en bici? Hoy vamos a contaros algunos de los secretos de los viajes sobre dos ruedas que hemos diseñado, en los que poder elegir entre viajar con tu pareja, tus amigos o con toda la familia. En otras ocasiones ya os hemos hablado de las maravillas gastronómicas que esconde el Principado y que os invitamos a que leáis. En esta ocasión vamos hablaros de los recorridos.

Asturias para ir a tu aire

Ruta circular desde Vilde

La ruta por la Costa Verde tiene como protagonista a la bicicleta. Nuestro primer destino será Vilde, un pueblecito muy cercano a Cantabria donde realizaremos una ruta circular para conocer la zona. En total recorreremos 41 kilómetros, pero no os asustéis porque es un recorrido asequible. Con los Picos de Europa siempre presentes, visitaremos aldeas como Merodio, Muñorrodero o Pesués, donde descubrimos algunos lugares poco conocidos pero preciosos situados en la parte oriental del Principado.

Si vas con peques, hay una opción de ruta más corta y se puede adaptar el recorrido en función del grupo, aunque nuestra experiencia nos dice que a veces, son los niños lo que mejor aguantan los esfuerzos.

De Vilde a Cué

Fuente: s-cape travel

Fuente: s-cape travel

En dirección a Gijón, alcanzaremos la localidad de Cué. Aquí hemos decidido ofreceros una ruta más corta, de 25 kilómetros (325 metros de desnivel acumulado), ya que hay algunos enclaves en el camino donde merece la pena pararse. Uno de ellos, de carácter arquitectónico, es el que encontramos a nuestro paso por Colombres. Allí está situado el Archivo de Indianos, un museo que recorre la historia de la emigración asturiana y la posterior construcción de este tipo de casas cuando los asturianos retornaban a su tierra. También el Monumento Natural de los Bufones de Arenillas, un auténtico espectáculo cuando la mar se encuentra enfurecida

En los viajes con niños una recomendación: el descenso en canoa por el río Deva, una actividad muy divertida tanto para los más pequeños como para los mayores.

Desde Cué hasta Nueva de Llanes.

Cubos de la Memoria, de Agustín Ibarrola. Fuente: Ayuntamiento de Llanes.

Cubos de la Memoria, de Agustín Ibarrola.
Fuente: Ayuntamiento de Llanes.

Vías secundarias y carreteras tranquilas nos llevarán a Nueva de Llanes el siguiente día, pudiendo elegir una ruta más compleja donde disfrutar todavía más de la montaña. La principal atracción turística del día será la capital llanisca. Una playa preciosa, un paseo marítimo precioso y una visita muy especial,  los famosos Cubos de la Memoria, una obra artística que realizó Agustín Ibarrola en la escollera del puerto, son solo algunas de las maravillas de Llanes. Lo mejor de esta villa marinera, el ambiente del pueblo, solo se puede sentir cuando se pasea por sus calles.

Nueva de Llanes – Sales

Museo del Jurásico de Asturias. Fuente: Wikimedia Commons.

Museo del Jurásico de Asturias.
Fuente: Wikimedia Commons.

Cuando vuelva a salir el sol volveremos a montarnos en las bicis para proseguir con nuestro camino. Esta vez aumentará algo más la distancia, aunque no la dificultad. Nuestro destino será Sales, en el concejo de Colunga. Te recomendamos que lleves la batería  del móvil o de la cámara de fotos bien cargada, porque nosotros no pudimos dejar de disparar. Aquí está el Museo del Jurásico, un lugar que recoge los restos de dinosaurios encontrados en Asturias.

En una playa cercana, otra sorpresa, auténticas huellas de dinosaurio que quedaron “atrapadas” en las rocas (a los niños siempre les encantan, no falla).

De Sales a Agüero

Tras dejar en su sitio a los dinosaurios continuaremos nuestro viaje hasta atravesar el concejo de Villaviciosa, donde encontraremos pueblos marineros tradicionales como Tazones. Desde su acantilado se puede observar cómo la zona se llena de turistas durante el verano, atraídos por la singularidad del lugar. Resultará inevitable parar a darse un chapuzón en las playas de la Isla o de la Griega en días de verano… ¡ya sabréis por qué! Después llegaremos a la capital maliaya, considera, a la vez, la capital de la sidra. Aquí se unen el mar y la montaña, en un lugar de obligado paso para todos aquellos que quieran descubrir los tesoros de Asturias.

De Agüero a Gijón

Elogio del Horizonte, de Eduardo Chillida. Fuente: Wikimedia Commons.

Elogio del Horizonte, de Eduardo Chillida.
Fuente: Wikimedia Commons.

Después de una semana en bicicleta por la Costa Verde llegamos al fin de la ruta. Gijón nos acoge con los brazos abiertos para mostrarnos sus innumerables encantos. Nosotros, siempre que acabamos una ruta es esta ciudad, nos gusta subir al Cerro de Santa Catalina, donde se erige el Elogio del Horizonte, la escultura gijonesa más representativa, realizada por Eduardo Chillida. Desde aquí podemos perder la vista mirando hacia el mar, escudriñar el núcleo urbano o intuir el camino que hemos dejado atrás.

Fuente: s-cape travel

Fuente: s-cape travel

Sois muchos los que habéis realizado alguno de estos dos viajes, por lo que os pedimos que nos contéis cuáles han sido los tramos que más os han gustado y qué paradas recomendaríais a todo el mundo. ¡A nosotros nos encantan estos viajes!

Fuentes de referencia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *